Profe Pablo

Profe Pablo

lunes, 7 de marzo de 2016

LA ALIMENTACIÓN EN LA PREHISTORIA

- Profe, en la prehistoria ¿sólo comían carne que cazaban?
- No, también cogían plantas (HUGO)
- No sé,... alguien tendrá que investigar...
- ¿Pero plantaban plantas? o las cogían y "yastá" (LIROY)
- Álvaro dijo que en el neolítico ya plantaban plantas...

Había que hacer algo, así que encargamos a dos compañeros que nos comentaran qué se comía en la prehistoria y cómo se cocinaba.

Aunque ya antes en la entrada EVOLUCIÓN DEL SER HUMANO se nos había comentado que:

  1. el AUSTRALOPITECUS sólo comía plantas y frutos de los árboles
  2. el HOMO ERECTUS comía carroña (la carne de los animales muertos por otros animales)
  3. el HOMO HÁBILIS ya cazaba animales
  4. como el NEANDERTHALENSIS
  5. pero el que aprendió a cultivar fue el HOMO SAPIENS que plantaba ya las semillas (aquí fue cuando empezó el NEOLÍTICO como bien explicó Álvaro) e inventó la ganadería...
Más extensamente HONNEY nos explicó la alimentación vegetal, cómo pasó el SER HUMANO de recolectar las raíces y los frutos de los árboles y arbustos a plantar semillas y esperar su crecimiento;


en su exposición también aprendimos que se comenzó a criar animales que al procurarles comida  se quedaban y criaban, por lo que ya no era necesario ir a cazar tan frecuentemente.


La preparación de la comida nos la explicó Darío y su madre:



el descubrimiento del fuego fue fundamental para el cambio de hábitos alimenticios del Ser Humano en la prehistoria


Hace unos días, en nuestra excursión que explicamos en la entrada VISITA PREHISTÓRICA dijimos que además de visitar el DOLMEN de la Pastora hicimos varios talleres gracias a Imagen uno de ellos fue el de MOLIENDA Y ALIMENTACIÓN y consistió en la preparación de una torta de harina:

se nos presentaron distintos tipos de semillas comestibles, tales como; pìstachos, almendras y trigo, cebada... y varios utensilios de recogida y almacenaje:


en una piedra plana colocamos unas semillas de trigo que inicialmente se golpeaba, para luego pasarle por encima (muchas veces) otra piedra más pequeña, saliendo así la harina:

 
Irene golpea los granos y Nerea va moliendolo para que salga la harina

Esa Harina que sacamos la mezclamos con un poco de agua y otras plantas aromatizantes (romero, comino, orégano...)
 
Cada uno amasó la suya:
 para después ponerlas sobre una gran piedra caliente sobre un fuego que nos las asaba... estaban muy buenas:


Fue una gran experiencia poder hacer desde el inicio nuestro propio alimento.